.

.

MONTILLA-CÓRDOBA TRIATLÓN

El 26 de octubre de 2008, y tras el impulso y decisión de unos cuantos aficionados al triatlón, nace el “Club Deportivo Triatlón Montilla”, actualmente con denominación deportiva “Montilla-Córdoba Triatlón”.

Desde entonces, y a lo largo de estos ocho años, el Montilla-Córdoba Triatlón ha pasado de 8 a 150 socios, de los que 50 son niñ@s la Escuela de Triatlón "Trisalus"que se creó en 2013.

La práctica deportiva, la enseñanza, la integración y la ayuda mutua es nuestra razón de ser. Damos cobertura y apoyo personal y técnico a todo deportista.

""COMO NADAR EN EL MAR"":(muy bueno)

Consejos para nadar en el mar:
Aqui os dejo unos consejillos que he ido estudiando para el nado en el Mar :
La presencia de sales en el mar produce un mayor índice de flotabilidad que en el agua dulce y esto mejora el avance. Pero las olas y las corrientes te obligan a realizar un esfuerzo mayor, por eso en recorridos largos has de economizar tu esfuerzo para la vuelta. Este es el primero de nuestros consejos para nadar en el mar.
1. Consejos
En el mar. Las brazadas deben ser más largas.
- Antes de empezar a nadar, haz 5-10 minutos de estiramientos y de movilizaciones, con especial atención en los hombros que se cargan mucho debido al oleaje.
- No te olvides de orientarte. Si nadas a crol, respira regularmente por delante para no perder el sentido de las distancias y la orientación. Coge alguna referencia, como algún edificio muy alto o de diferente color.
- Al pasar de nadar en piscina al mar, para no perder eficacia, las brazadas deben ser más largas. Tienes que estirar más los brazos, tanto delante como detrás.
- Protégete del sol. Ten en cuenta que los efectos de los rayos solares se amplifican en el agua.
- Si vas a nadar durante mucho tiempo te vendrá muy bien darte una capa de vaselina. Además de aliviarte del frío, es una prevención para las picaduras de medusa.
- Unas aletas te harán sentir como pez en el agua. Además de avanzar más rápido, conseguimos una posición más aerodinámica y facilitamos la impulsión al colocarnos horizontales al agua. Al batir las aletas subimos el centro de gravedad, de forma que conseguimos una posición horizontal más cómoda que nos permitirá dosificar nuestro esfuerzo.
- Y recuerda que el mar siempre es más fuerte que tú. No te fies de un mar en aparente calma. Puede haber corrientes que te atraigan mar adentro. Especial cuidado con las playas de fuerte oleaje y fondo arenoso como las del norte de España. Las fuerzas de las olas y la irregularidad del fondo hace que se formen canales de salida de agua que pueden ponerte en dificultades cuando trates de regresar a la orilla.
- Nada paralelo a la playa. Por muy buen nadador que seas, puedes tener cualquier contratiempo que te ponga en serio peligro si estás muy lejos de la costa.


2. ¿Qué hacer en cada ola?
1. Mar adentro tenemos olas en forma de onda. No luches contra ellas. Tienes quellevar un ritmo aproximado al de las olas.Déjate llevar por el movimiento, de estaforma acabarán siendo más una ayuda queun estorbo y podrás nadar por encima deellas.
2. Baja la profundidad y la ola rompe.¡Qué no te pille! Lo mejor es sumergirse.